Hablamos de desarrollo de software, y de cualquier cosa que venga a cuento de eso.
Un poco en joda, un poco en serio, depende el humor del día.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Planificación estratégica según Dilbert

No puedo dejar de robarle pedirle prestado a Jano 2.0 este pequeño extracto de Dilbert (no he podido hallar el original) sobre planificación estratégica:

  1. Los ejecutivos determinan el rumbo a seguir por la empresa, mediante declaraciones útiles como: “convertirnos en el líder del mercado de suavizante de ropa y comunicaciones por satélite”. Este rumbo es esencial, porque los empleados pueden verse inducidos a creer erróneamente que el objetivo de la empresa es el de cerrar el negocio. O, lo que es peor, el conductor de un camión de reparto podría sentirse confundido ante la ausencia de rumbo, y empezar a diseñar circuitos de microchips en lugar de llevar cargas de suavizante de ropa de un lado a otro.
  2. Se pide a los empleados que clasifiquen objetivamente el valor de sus actividades en apoyo de los objetivos de la empresa.
  3. Los empleados clasifican cada actividad como de alta prioridad, esencial para la existencia misma de la empresa. Apoyan sus afirmaciones con siglas indescifrables.
  4. Las aportaciones de los empleados se clasifican en grandes carpetas.
  5. El departamento de presupuesto utiliza las aportaciones de los empleados como base para prolongadas discusiones sobre la estupidez relativa y el poco valor de cada departamento. Finalmente, se plantean recomendaciones presupuestarias sobre la base de varios factores debidamente sopesados:
    • 10% de las siglas de proyectos con lo que esté más familiarizado el departamento de presupuestos.
    • 10% de anécdotas de cuarta mano que hayan escuchado contar y que indiquen el apoyo ejecutivo para un proyecto concreto.
    • 80% de aquello en lo que al propio departamento de presupuesto le gustaría trabajar si encontrara una forma de dejar de hacer presupuestos.
  6. Se llama a un redactor técnico para que asuma la culpabilidad por el hecho de que los diversos componentes del plan no tienen sentido, y de que los proyectos importantes no disponen de fondos. Amargado y cínico, pero seguro, porque nadie verá nunca el plan, el redactor técnico prepara un documento y luego dimite, asqueado, después de borrar el archivo original.
  7. El plan se guarda en una caja de seguridad porque es demasiado confidencial para compartirlo con los empleados.

Bookmark on Delicious Twit this votar Compartir en Facebook Suscríbete al feed Menéalo

3 comentarios:

Yoriento dijo...

Andrés,
yo creo que la principal virtud de la blogosfera no es la supuesta colaboración que se puede crear (no veo tanta), ni la creación de redes sociales, por ejemplo, aunque sean dos aspectos muy visibles.

Creo que lo mejor es su transparencia, su apertura. Cada autor, cada blogger, se destapa y se muestra tal cual. Por ejemplo, los directivos y supuestos expertos en management, en planificación, etc. con blog exponen sus ideas y todos pueden conocerlas y criticarlas.

Sólo los mejores y/o los que saben venderse pueden sobrevivir y crecer en un mundo transparente globalmente observado. Será por eso que muchas empresas, que dependen de sus directivos correspondientes, obviamente, siguen este principio:

"El plan se guarda en una caja de seguridad porque es demasiado confidencial para compartirlo con los empleados."

AcP dijo...

Ciertamente, tal vez la frase debería modificarse un poco:

"El plan se guarda en una caja de seguridad porque es demasiado TONTO para compartirlo con los empleados."

... y enfrentar un ridículo. :-)

Yoriento dijo...

Qué rabia no haberlo expresado tan bien¡ ;-)